lunes, 25 de febrero de 2008

CRONICA DE UNA GUERRA EN EL COLEGIO MAYOR PEÑAFIEL

Once y media de la mañana cuando los soldados del Colegio Mayor Peñafiel se disponían a dejarse la piel en el campo de batalla, aunque algunos no solo se dejaron eso sino su orgullo.
La batalla comenzó con una dura lucha frente a frente entre los dos equipos. En este momento se demostró cuál eran las tácticas que iban a seguir. El equipo de los caquis (el de los viejunos con su mono marrón caqui) arroyó a los fontaneros diezmados con un soldado menos y por la escasa capacidad de reacción. Una situación difícil de explicar porque en este equipo estaban los soldados del ejército de Albacete y un soldado especialista en misiones espaciales, el GEO que al verse amenazados en todo momento no fueron capaces de afrontar la situación. Otro de los componentes se situaba en la zona posterior viendo el percal para realizar las crónicas como buen corresponsal de guerra que es. Los otros soldados de este equipo demostraron ser capaces de aguantar el dolor y el sufrimiento para el bien de su ejército: pirulas y jandreitor.
Por parte de los viejunos hay que subrayar la especial aportación de la Legión Extranjera, ya sea por su capacidad de ser blanco fácil así como la aportación balística que concedía en las situaciones más duras. También el soldado Paqueitor dejó huella en todo momento, incluso en muchos soldados del otro ejército que se acordaban buenamente de su madre cuando les disparaban a una distancia prudencial de dos metros para disfrutar viendo como sufrían sus víctimas. Metralletas LIXLO con un buen olfato sabía donde situarse para abordar las mejores tácticas. Lo que no nos explicamos todavía es como It lograba camuflarse tras las brozas que salían a ras del suelo y no ser descubierto. No hay que olvidarnos de las tácticas del cazador nato, el único en el campo de batalla con experiencia en armas de fuego, capaz de aguantar en su posición -esperando cual gamusino panza arriba- hasta que las condiciones fueran las adecuadas para salir corriendo… la pena es que el terreno tenía ramas que te hacían tropezar. El profesor Cosgaya demostró su arte en la guerra en los momentos más oportunos con su precisión en el disparó a la cabeza. Destacamos la especial dedicación de Castro y su valentía al arriesgar su vida y dejar el arma en su posición para correr a por la bandera sin importarle el sufrimiento que crearía por dejar sola a una especial persona.

Fdo.: Chema Rojo desde la planta baja

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Chema, cualquiera diría que ibas en el equipo de los fontaneros, porque nos pones a parir. ¿Acaso te han pagado los "kakis" para que no digas la VERDAD? Porque yo lo veo claro, eran tramposos y cínicos, negaban lo evidente. Encima tu sabes que nosotros dentro del equipo eramos mejores, teníamos tácticas solo comparadas con las que utilizó Napoleón en Austerlizt,pero que por falta de tiempo para hacerlas no pudimos ganar. Porque por ejemplo en la 1º contienda era una defensa sólida con posibilidad de hacer una envolvente en pinza pero se vio truncada debido a que algunas personas eran inmortales y otras disparaban a 2 metros haciendo graves bajas...
Porque el cuerpo del mejor equipo quedó magullado, por ejemplo, yo parezco que me e metido heroina porque tengo dos agujeros en el brazo, y un buen bolo en la cabeza.
Pero bueno, el equipo comandado por el Teniente Martinez, el GEO Andrés, el Alférez Martinez, no sin menospreciar la valiente y heroica actitud de las fuerzas de choque procedentes de León, Villatoro, Avilés y Logroño.
Fdo. Tnte Carlos Martinez López-Picazo.
Comandante en Jefe de las Fuerzas Fontaneras en Tudela

Anónimo dijo...

¡Cómo se nota que algunos ho habéis hecho la mili!. Un saludo,

Chema dijo...

Si yo recibí por todos los lados. Los disparos de paqueitor me desplazaban tres metros hacia atrás y me han dejado el cuerpo como un cromo. Por cierto me puedes explicar donde estuviste en un cierto periodo de tiempo el sábado por la noche con Ovelio...... pio pio pio pio pio pio

Anónimo dijo...

yo estoy con carlos, fueron unos sucios lo del otro equipo. Eran inmortales, disparaban a menos de tres metros(vease suso a nuestro agente especial), disparar a muertos, quitarse las manchas del traje para parecer que no los mataban; y todo eso con uno mas y un mejor traje. Y si no me creeis, solo con ver como acabamos lo dice todo. Carlos: sangre en la cabez y varios moratones en el cuerpo; Damian: Un moraton en la cara que parece hecho con un bazoka; El menda: Un moraton en el cuello que parece... otra cosa; y ellos?. Tatalmente limpios, salvo una que le di a paco. MENUDO ROBO!!!!!!!!!!!

Alex

Anónimo dijo...

fuerza viejuna !!!!!
niños a llorar a otro lado

Anónimo dijo...

Contemplo la contienda del otro día como una lucha entre dos letras:

LETRA F:
La de los "Fontaneros Flipados": FanFarronería, Fantasmeo, Frivolidad (¡Farfollas!), Fanatismo, Flaqueza, Felonía, Falsedad. Finalmente... Fracaso
y LETRA V:
La de los "Viejunos y Veteranos": Valor, Valentía, Velocidad, Voluntad, Virilidad, Vitalidad, Visión... Vamos, Visible VICTORIA.

Espero que algunos recapaciten, pues su actitud ha sido lamentable antes, durante y después de la “batalla”. Si queréis seguir en plan quejica, recordad al menos lo siguiente:

¡Fuera Falsedades!
¡Venga la Verdad!

Fdo.: ECHEVE
¡Vivan Viejunos y Veteranos!

Paco dijo...

Efectivamente estas "nuevas generaciones" no están preparadas para la guerra... y luego van de duros.

Anónimo dijo...

viva el psoe!!!!!

Javi

Anónimo dijo...

Esos comentarios políticos sobran!

Cristian dijo...

Los de la "V" ibais tan sobraos que hasta Brieg se permitió el lujo de jugar a la ruleta rusa tras la "guerra".

Anónimo dijo...

como siempre, los viejos somos los que sacamos el pais adelante... La guerra necesita gente dura, que tenga ya.. todo negro del humo de mil batallas


el abuelo desde el otro lado del charco